sábado, 12 de mayo de 2018

Lo contrario de ninguno o el agradable regreso de lo que siempre estuvo

(Nota de prensa utilizada en la promoción del grupo por la discográfica Warner Music Spain)

Cuando escuchamos algo nuevo nuestros oídos nos imponen la cruel dictadura de la comparación. Y discretamente se nos invita a parangonar lo escuchado con aquello que nos resulta familiar. Es el extraño síntoma que padece lo que por norma siempre se asemeja. Aunque sinceramente, lo diferente no existe. Las canciones, al escucharlas, nos trasladan a esos paraísos imaginarios en los que nos encontramos a nosotros mismos. También ocurre con las de Despistaos: nos cautivan porque en ellas se nos muestra nuestra propia vida. Si se fían de quien mejor les conoce después de ellos mismos, no en balde escribí su excelsa biografía que en parte es la de todos nosotros, les guiaré para que disfruten leyendo lo que un servidor ya ha escuchado. Despistaos, esto es, Daniel Marco (voz y guitarra), José Krespo (guitarra), Lázaro Fernández (batería) y Pablo Alonso (bajista), no regresan porque nunca se fueron. Pero sí vuelven a impartirnos lecciones magistrales de vida. Las tres canciones que conforman este EP - “Lo contrario de ninguno” -, adelanto de un prometedor larga duración, rebosan credibilidad. A borbotones. Despistaos se reinventan a sí mismos para hacernos creer en unas canciones que nos adoptan como nuestras. 
Grabadas en La Sucursal, los estudios del multi platino Tato Latorre (Maldita Nerea, Efecto Pasillo, David Otero), el trinomio musical sigue la línea ascendente del intimismo, aderezado desde el pedestal del buen gusto que Dani impregna cuando rima lo imposible. “Lo contrario de ninguno” nos invita a esa constante soledad tan bien correspondida, “Las cosas se me olvidan” apuesta por una prometedora reconciliación mientras que “Estamos enteros” nos retrata una declaración de intenciones, esa que conscientemente nos tatúa quien se siente siempre profeta. En poco más de once minutos las tres composiciones, que dejan un buen sabor de oído desde la primera escucha, nos edulcoran sin empalagar con incólumes arreglos acompasados siempre con una base rítmica impecable. Despistaos son como los buenos consejos: lo curan todo. Déjense pues aconsejar por alguien que dice conocerlos tan bien: antes de escuchar los nuevos temas léanse este prospecto. Les ayudará a disfrutarlos mejor. Y no olviden que este EP es el principio de un gran disco.
Amado Storni

viernes, 20 de abril de 2018

sábado, 7 de abril de 2018

“Algunos poetas fueron nosotros” el nuevo poemario de Amado Storni


Algunos poetas fueron nosotros” es el título de mi nuevo poemario. Lo he escrito con el único propósito de alabar a la poesía. De mimarla. De mimetizarme con el poema, esa extraña máscara más verdadera que el propio rostro. 


Cuando el corazón habla, sus palabras son sentimientos que se escriben en el alma del que las escucha. La memoria de las emociones – léase, la poesía - nos predispone contra el olvido, contra el rastro de vacío que deja la ignorancia. Y abriéndonos las puertas a lo íntimo – porque no cuenta sino que expresa -, supone el triunfo de lo imprescindible sobre lo importante. ¿Qué es la poesía? No lo sé. Pero si preguntan a la poesía por mí, ella les dirá quién soy yo.


viernes, 2 de marzo de 2018

Programa “21 entre 11”

El sábado día 3 de marzo comienzo mi nueva andadura radiofónica. Ahora en M21 Radio, la emisora del Ayuntamiento de Madrid. El programa se llama “21 entre 11” y su emisión será los sábados de 15:00 a 16:00 horas. En el 88.6 del dial. Mi sección: Madrid es una Movida. En ella viajo con los oyentes hasta la Movida madrileña.



lunes, 12 de febrero de 2018

Con Teto en el pub The Rockers de Fuenlabrada

El sábado pasado tuve el privilegio de presentar el disco de Teto, "Terapia para Melalcoholicos", cuarto en su incólume discografía. Luego me invitaron a subir al escenario del pub The Rockers a acompañarles mientras tocaban esa canción que sin ellos saberlo han escrito pensando en mí. "Otra puta canción de amor".

lunes, 16 de octubre de 2017

En la Escuela de radio M21

Buenos días. Son las 8 de la mañana. Les adelantamos las noticias de este martes diecisiete de octubre. Comenzamos en Madrid”.
En la Escuela de radio M21, locutando el boletín informativo diario. Un nuevo proyecto que a través de las ondas comulga mis inquietudes con las de otras personas. Modo ilusionado: ON.



lunes, 25 de septiembre de 2017

2017-09-25 – Jinete Nocturno – “Esta Noche” – La epopeya de vivir sobreviviendo

Dicen las lenguas entendidas y cabales que el rock patrio se está muriendo. El que les escribe lo (a)firma. Dirá usted, amigo lector, que los conciertos de Extremoduro, y de Fito y Los Fitipaldis, y de Rosendo, siempre están llenos de público ávido de buen rocanrol. ¡A rebosar! Que recientemente, Asfalto ha colgado el cartel de “sold out” en la mítica sala La Riviera. Incluso se ha registrado un homónimo disco homenajeando dicho evento. Es cierto que los citados grupos, que ya abrazan la leyenda gracias, en parte, a carreras musicales consolidadas desde hace muchos, muchísimos años, siguen vivos y coleando. O por lo menos eso aparentan. Cuando afirmo que el rock patrio se está muriendo me refiero al obligado recambio, llamémosle generacional, que no se produce. El de los grupos noveles auspiciados por músicos no tan noveles curtidos en miles de batallas a lo largo del pentagrama de sus (nuestras) ilusiones. Aquellos que en sus actuaciones no logran congregar ni a una cuarta parte de público (descontando a los familiares y amigos cuya asistencia es casi obligada) en una sala con un aforo de medio centenar de personas. Pregúntele a José Martos, o a Javier Mira, o a Gaby del Val, o a Leonor Marchesi, ese trébol de cuatro hojas siempre floreciente y en cuyos pétalos, la mayoría de nosotros, hemos encontrado la suerte de sentirnos vivos alguna vez. Llámenme agorero pero ese rock, que parece que aflora en forma de “agrupaciones” y de entusiasmo - como germinan las amapolas en un campo de cardos, esto es, con ilusión pero sin futuro de crecimiento -, está, si no muerto, sí herido de muerte. No busquen culpables en la crisis, ni en las nuevas tendencias musicales, ni mucho menos en la falta de medios y ganas. El rock patrio, el nuestro, no necesita encontrar culpables y sí soluciones.
Pero centrémonos en el disco que ha parido, con cesárea, Jinete NocturnoBautizado con el premonitorio título de “Esta noche”, la segunda entrega del combo madrileño, continuación del magistral “Ciudad" (2014), no deja indiferente a quien lo escucha. Gestado gracias a una eficiente campaña de crowdfunding, consta de diez temas que han sido registrados en los estudios Sonora. Según sus propias palabras, “esta veterana banda de hard rock te cautivará con su mensaje real y desgarrador. Melodías clásicas de guitarras añejas y épica urbana pero enfocadas al rock moderno”. Cuenta, a su vez, con colaboraciones tan excelsas como las de Leonor Marchesi, Álvaro Gandul, Emi Gago, Lucía del Campo, Gaby Soulé, David Muñoz, Elena Álvarez o Guille Manzanares, mecenas todos ellos del buen gusto y que para la ocasión aúnan su talento para que la placa suene, como poco, creíble. ¡Bastante creíble! ¡Desde la primera escucha! Temas como el homónimo “Esta noche”, que en su riff recuerda gratamente a “El rompeolas” de Loquillo y Los Trogloditas y vocalmente despliega la chulería barrial y rocanrolera de Johnny Cifuentes de Burning, Culpable”, que combina con tacto la ecléctica influencia más swing y ska de la banda con la más agradecida y rocanrolera, Adicto”, con la incólume colaboración de Elena Álvarez (teclados) y Guille Manzanares (batería), “Dentro del agujero”, una delicatessen musical que eleva a la categoría de himno la voz de la argentina Leonor Marchesi, “A Empujones”, o la delicada “Tus sueños“, que abraza la ternura en forma de balada y que acuna sin adormecer la voz de Emi Gago: “Cuando el silencio nos llene para siempre, tú serás la luz que reine en la oscuridad”. Canciones todas ellas muy bien arregladas y que en conjunto impregnan de identidad propia y credibilidad a la placa.

Apuntar que la portada ha sido diseñada con esmero y cuidado, esto es, el libreto consta de fotografías tanto del grupo como de los colaboradores, incluye la letra de las canciones, los agradecimientos... Y si has participado en la campaña de financiación, incluso viene firmada y dedicada: “Para mi buen amigo Amado. Que lo disfrutes. Con cariño, Salvi”.

Salvi Cuesta, voz y bajo, Bruno Camadini y Paco Vega, guitarras y coros y César “El Mini”, batería y coros, esto es, Jinete Nocturno, tienen lo que muchos intentan y pocos consiguen: carisma. ¡Que les dure mucho tiempo!

Dicen que el rock patrio se está muriendo. Escuchando “Esta noche” un servidor, que abraza el periodismo más veraz, esto es, el que no se deja engatusar por modas o nombres, se retracta de su afirmación y, como poco, la pone en duda. Escuchen el disco, escuchen.

lunes, 29 de mayo de 2017

Concierto benéfico pro AMDEM y AFEM

Unas preciosas instantáneas de los fotógrafos JA Molina y Alejandro Penedo tomadas junto a Teto en la sala El Grito de Fuenlabrada. Celebración del concierto benéfico pro AMDEM y AFEM. Sábado, 20 de Mayo de 2017. Sin actitud no hay rocanrol. 







jueves, 25 de mayo de 2017

Concierto benéfico pro AMDEM y AFEM

Unas preciosas instantáneas del fotógrafo Óscar Mackote tomadas junto a Teto en la sala El Grito de Fuenlabrada. Celebración del concierto benéfico pro AMDEM y AFEM. Sábado, 20 de Mayo de 2017. Sin actitud no hay rocanrol.